lunes, 17 de octubre de 2016

La entrevista de trabajo



LA ENTREVISTA DE TRABAJO
Paula Penas 




Llevas tiempo entregando curriculums, mirando ofertas en prensa, boletines, internet...diciendo a todo el mundo que estás buscando trabajo, que si saben de algo te avisen…

Y llevas este mismo tiempo oyendo lo mismo: “no necesitamos a nadie en estos momentos”, “gracias, lo tendré en cuenta” o la famosa y temida “ya te llamaremos”. Y es que la mayoría de los curriculums acaba en una papelera… pero un día ocurre algo: alguien se pone en contacto contigo, han visto tu curriculum y quieren entrevistarte!

Tu esfuerzo finalmente se ve recompensado. Todos los pasos que has dado en el proceso de búsqueda de empleo te han llevado hasta aquí: la entrevista personal es el objetivo final, el último y definitivo paso antes de conseguir un trabajo, así que no lo puedes desaprovechar!


PASOS PREVIOS

Antes de acudir a la entrevista, es recomendable que la prepares:

-infórmate de todo lo que puedas sobre la empresa
-procura llegar unos 5 minutos antes de la cita. La puntualidad es un punto a favor.
-ve a la entrevista bien vestid@ y asead@
-lleva tu curriculum y “repásalo”, ya que se basarán en él para preguntarte
-haz una relación con tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos
-haz otra lista con tus puntos fuertes, también te preguntarán por ellos






TIPOS DE ENTREVISTA

La entrevista de trabajo más habitual es la individual: un cara a cara entre tú, que estás buscando empleo, y un representante de la empresa que oferta el puesto de trabajo. Pero, cada vez más, las empresas están apostando por otro tipo de reuniones que les permita conocer más y mejor las capacidades de los aspirantes:

Entrevista grupal: los reclutadores te harán pasar por una dinámica de grupo para conocer más sobre tus habilidades, recursos y competencias. Dar una buena imagen y saber diferenciarte del resto es fundamental en una entrevista grupal:

-aprende a controlar tus gestos: la comunicación no verbal no es fácil de controlar y los reclutadores se fijan mucho en los gestos. Intenta disimular tus nervios o inseguridad.
-muéstrate cómo eres: no finjas ni actúes. Los reclutadores buscan, ante todo, que contestes con naturalidad, siendo tú mismo.





Entrevista de panel: el aspirante es entrevistado por personas que pertenecen a distintos departamentos de la empresa.
Cada entrevistador evaluará al candidato según sus propios criterios y, una vez concluidas las entrevistas, se unificarán criterios y se tomará una decisión en común sobre la idoneidad del candidato.




Entrevista estructurada o preparada: es la más estática y rígida de todas. Se basa en una serie de preguntas preestablecidas e invariables que deben responder todos los aspirantes al puesto.
Utilizada sobre todo por empresas que necesitan cubrir muchos puestos de trabajo y no tienen demasiado tiempo para la selección de candidatos.

Entrevista no estructurada o libre: se trabaja con preguntas abiertas, sin un orden preestablecido. Consiste en realizar preguntas de acuerdo a las respuestas que vayan surgiendo en la entrevista.

El principal inconveniente de este tipo de entrevista es que, al no tener un listado de temas y cuestiones, se puede pasar por alto conocimientos o aptitudes del aspirante, perdiéndose así información que puede ser de gran interés para la empresa.

Entrevista semiestructurada o mixta: como su propio nombre indica, el entrevistador alterna preguntas estructuradas con preguntas espontáneas. Es, quizá, la forma de entrevista más completa porque permite una mayor libertad y flexibilidad en la obtención de la información.

Algunos ejemplos de preguntas de la entrevista semiestructurada son:
-¿Podría hablarme de usted?
-¿Qué formación académica tiene?
-¿Cuál es su experiencia profesional?
-¿Podría decirme 3 virtudes y 3 defectos suyos?
-¿Por qué cree que es apto para el puesto de trabajo?
-¿Dónde se ve dentro de 3 años?
-¿Qué puede decirme de la labor de esta empresa?

Ante este tipo de entrevista, los expertos aconsejan:
-piensa antes de responder: un impulso puede jugarte una mala pasada, tómate unos segundos para pensar lo que quieres decir.
-mantén un discurso ordenado: ten claro lo que vas a decir, puedes traer las respuestas “preparadas” de casa ya que hay preguntas comunes a todas las entrevistas.
-responde lo necesario: los reclutadores quieren conocer algo específico, contesta sólo lo que te han preguntado.


EL MOMENTO DE LA ENTREVISTA

Ha llegado el momento, te encuentras cara a cara con la persona o personas de las que depende que puedas conseguir el trabajo. Es tu oportunidad de demostrarles porqué deben contratarte. No la puedes desaprovechar:

Qué hacer durante la entrevista: debes dar una primera buena impresión, no vas a tener otra oportunidad de hacerlo:

-saluda al entrevistador de forma convencional pero no seas el primero en extender la mano, espera a que él lo haga primero.
-no te sientes hasta que te lo digan, pero cuando lo hagan, siéntate derecho
-no tutees si no te lo indican
-no interrumpas. No hables demasiado ni demasiado poco
-evita ponerte nervioso, y si lo haces, disimula
-sé atento y simpático. Sonríe y cuida tu lenguaje
-piensa antes de contestar. Responde clara y brevemente. Di siempre la verdad
-no respondas con evasivas, dudas o monosílabos
-no te niegues a responder preguntas, si te hacen una pregunta “inadecuada” responde que no crees que ese asunto sea relevante para deducir tu idoneidad a ese puesto de trabajo. Con seriedad pero sin agresividad.
-no hables mal de empresas en las que hayas trabajado.
-no “mendigues” el puesto de trabajo
-si tienes dudas, pregunta
-sé agradecido






Qué NO hacer durante la entrevista: si no quieres desaprovechar tu oportunidad, hay una serie de cosas que debes evitar:

-llegar tarde.- la falta de puntualidad cuando ni siquiera has empezado a trabajar, da mala imagen de ti.
-presentarte mal vestido o sin arreglar.-no es necesario ir siempre de traje, pero sí hay que mostrar una imagen profesional y fiable.
-ir acompañado.-presentarte a una entrevista de trabajo con compañía da una imagen de poca independencia e iniciativa.
-provocar interrupciones.-apaga el móvil. En ese momento, no hay nada más importante que la entrevista.
-mostrar nerviosismo.-el entrevistador va a estar muy pendiente de tu lenguaje corporal, así que controla cualquier gesto que pueda demostrar tu nerviosismo, estrés o ansiedad.
-estar pendiente del tiempo.- al igual que con el móvil, olvídate de mirar el reloj durante el tiempo que dure la entrevista.
-centrarse en el tema económico.-puedes preguntar pero sé discreto, no parezcas ansioso.
-ser descortés.- agradece a la empresa y al entrevistador la oportunidad que te están brindando.





PREGUNTAS MAS FRECUENTES

No hay dos entrevistas de trabajo iguales. Cada entrevistador tiene sus propios métodos para conocer la idoneidad de los aspirantes. Sin embargo, existen una serie de preguntas que se repiten a menudo y pueden servir de guía. Estas son algunas:

PREGUNTAS SOBRE PERSONALIDAD:

-Háblame de ti
-¿Te gusta trabajar con gente o prefieres trabajar sólo?
-¿Qué gana la empresa si te contrata a ti y no a otro candidato?
-¿Te consideras un líder o un seguidor?
-Defínete a ti mismo con 5 adjetivos
-Cuéntame una situación en la que hayas resuelto una situación problemática de forma efectiva.

PREGUNTAS SOBRE FORMACIÓN:

-¿Por qué  estudiaste…? ¿Qué influyó más en tí a la hora de elegir esa carrera?
-¿Cuál fue la experiencia más gratificante de tu vida como estudiante?
-¿Tienes intención de proseguir o ampliar tus estudios?
-¿Qué formación complementaria tienes? ¿Qué te motivó a hacerla?

PREGUNTAS SOBRE EMPLEOS ANTERIORES:

-¿qué aprendiste de tus trabajos anteriores? ¿Qué funciones desempeñabas?
-¿Cuál de tus trabajos anteriores te gustaba más? ¿Y cuál menos? ¿Por qué?
-¿Cómo te llevabas con tus compañeros, con tu jefe?
-¿Cuál fue la situación más desagradable que viviste en el trabajo? ¿Cómo le hiciste frente?

PREGUNTAS SOBRE TRABAJO:

-¿Qué sabes acerca de nuestra empresa? ¿Qué es lo que más te gusta de ella?
-¿Qué ambiente de trabajo prefieres?
-¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles para este puesto?
-¿Qué te ves haciendo dentro de 5, 10 años?
-¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo? ¿Qué piensas hacer para conseguirlos?
-¿Con qué tipo de jefe te gustaría trabajar?¿ Con cuál no podrías?
-¿Participas en otros procesos de selección?
-¿Cuándo podrías incorporarte?




Esto son sólo unos tips que pueden ayudarte en la preparación de una entrevista de trabajo. El resto depende de ti…SUERTE!!!


PARA SABER MAS

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada