martes, 25 de octubre de 2016

Técnicas subliminales a la hora de superar una entrevista de trabajo: La transmisión de percepciones


La entrevista de trabajo es el paso más importante al que te enfrentarás a la hora de iniciar un proceso de búsqueda de empleo. Todos los pasos anteriores en este proceso (preparación de currículum y carta de presentación, envío de candidatura, etc) tienen como único objetivo el conseguir mediante marketing promocional (tu currículo en realidad es un arma de venta de ti mismo) la preciada entrevista de trabajo.

Antes de abordar la transmisión de percepciones como herramienta a la hora de superar una entrevista de trabajo, nos gustaría conceptualizar ambos términos.

¿Qué es una entrevista de trabajo?¿Qué situaciones son consideradas una entrevista de trabajo? Estas preguntas, que parecen sencillas, pueden llegar a no serlo tanto en diferentes ocasiones, y más actualmente, en nuestra situación económica actual.

Citando un ejemplo, ¿Es una entrevista de trabajo cuando dejo un Currículum en un establecimiento?  En nuestra opinión sí.

Se podría considerar una entrevista de trabajo a ciegas, puesto que no sabes si la persona con la que estás tratando tiene o no la responsabilidad llegado el momento de realizar una selección de personal o si puede participar en la misma. El 99,88% de las empresas en España son PYMES (pequeñas y medianas empresas), de las cuales el 55,2% de las mismas son autónomos sin asalariados y el 40,3% son microempresas de 1 - 9 trabajadores, es decir, que el 95,5% de las empresas en España cuentan con menos de 10 trabajadores por lo que aumentan mucho las posibilidades de que ese contacto inicial sea relevante en futuros procesos de selección.

Ahora abordaremos el concepto de transmisión de percepciones.


Una de las cuestiones más relevantes en cualquier entrevista de trabajo es el autoconocimiento y la transmisión de percepciones.

¿Cómo soy?; ¿Qué imagen doy a los que me rodean?; ¿Cómo me comunico?;  y en especial la pregunta ¿Transmito lo que quiero?

Comunicarnos con los demás nunca ha sido una tarea sencilla. Nuestras emociones, inquietudes y percepciones, junto con las de los demás pueden llegar a ser verdaderos obstáculos para hacer llegar al otro correctamente nuestra opinión acerca de algo. Sentir que algo es evidente, por lo cual tenemos de nuestra parte la razón, nos brinda una seguridad en nosotros mismos esencial a la hora de defender nuestros intereses, pero también un hilo de decepción en los innumerables casos donde los demás no tienen la misma percepción. Lamentablemente, no siempre los demás nos perciben de la forma en la que nos gustaría.

A nivel laboral, dicha transmisión de percepciones es esencial en la entrevista de trabajo. Un ejemplo práctico sería el siguiente:

Imagínate la actividad que mejor se te da en el mundo (puede ser cualquier cosa: actividad, hobby, deporte, etc). En este caso pondremos de ejemplo la elaboración de una tortilla española de patatas (pongo este ejemplo porque considero que en mi caso es cierto). El ejemplo nos llevaría a cuál sería mi condición emocional en el caso de que existiera una oferta de trabajo en la que mis responsabilidades  conllevaran exclusivamente la elaboración de tortillas españolas de patatas.

¿Afrontaría nervioso dicha entrevista de trabajo? Pues inicialmente siempre se cuentan con nervios en cualquier actividad que conlleve un juicio de valor de otra persona hacia ti, pero tras esos nervios preliminares, y una vez iniciada la entrevista el responsable de la selección muy probablemente verá en ti a una persona confiada, natural, decidida y con una seguridad en sí mismo fácil de apreciar. Estarías deseando que dicha persona probara tu tortilla de patatas y te seleccionara a partir de esa decisión.

Dicha transmisión natural de confianza en uno mismo, seguridad frente al puesto trabajo y respeto hacia los demás, son pilares fundamentales a la hora de preparar una entrevista de trabajo y en muchas ocasiones pueden convertirse en un arma subliminal que nos de ese valor añadido necesario a la hora de conseguir superar una entrevista de trabajo.

¿Cómo trasladar dichas percepciones genéricas de naturalidad, confianza en uno mismo y respeto hacia los demás, a una situación en la cual no consideras dominar de manera excepcional una tarea o habilidad?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada